Fases del proceso para cambiar hábitos

Si la mayoría de los hábitos son inconscientes, ¿cómo me doy cuenta que tengo un hábito que necesito cambiar, mejorar o formar?

fasescambiohabitosEsta pregunta es crucial, porque es sobre la situación previa a las condiciones necesarias para formar un hábito.

Las fases del proceso que involucra el cambio de un hábito, esencialmente son 4:

Fase 1: Incompetencia Inconsciente:

Esto se refiere a que “no se que no se”. Es decir, desconozco que tengo un hábito que me conviene cambiar para mi bien profesional.

Para pasar a la fase 2, lo más efectivo es:

Hacer uso de la humildad para escuchar las oportunidades de mejoras que siempre me hacen las personas que me rodean.

Pedirle ayuda, consejos o asesoría a alguna persona en la que tengamos mucha confianza, para que “desde afuera”, desde otra perspectiva, vea las “mañas” que necesito cambiar y que al principio yo no puedo ver.

Después de cierto tiempo de recibir tutoría de esa persona, con seguridad llegaré al momento en que comenzaré a darme cuenta cuando el hábito aparece o está a punto de ocurrir. En ese momento paso a la siguiente fase el proceso.

Fase 2: Incompetencia Consciente:

Se refiere a que ya se cuál es el hábito que me conviene cambiar y comienza el interesante reto personal de hacer coincidir las 3 condiciones necesarias que hemos hablado antes para formar el nuevo hábito que deseo.

Se que estoy en la fase 2, porque empiezo a darme cuenta cuando hago lo que ya no quiero hacer, y esto ocurre en diferentes tiempos.

Por ejemplo, siquiero formar el hábito de dejar de utilizar la palabra “problema”, cuando estoy en la fase de incompetencia inconsciente, me doy cuenta de que dije esa palabra mucho después de decirla o justo en el momento que la digo.

Pero la práctica constante me hará sentir, poco a poco, más comodidad y seguridad con el nuevo hábito. Esto a su vez se transforma en motivación a seguir practicando, como una especie de círculo virtuoso.

La constancia en la práctica y la ayuda de personas externas que me recuerden y me hagan ver que estoy haciendo en un momento determinado lo que quiero cambiar, me harán llegar a la siguiente fase del proceso de formar un hábito.

Fase 3: Competencia Consciente:

En esta fase, he practicado tanto el nuevo hábito que ahora puedo controlarme y evitar que suceda el viejo hábito.

Gracias a la práctica, ahora cuento con la habilidad de anteponerme conscientemente a lo que que quiero cambiar.

Pero tengo que mantenerme practicando con la misma intensidad, para consolidar la formación del nuevo hábito. No me puedo dormir en los laureles ni bajar la guardia, porque es muy fácil regresar al hábito anterior.

Si me descuido y dejo de practicar retrocederé. Pero si continuo mi esfuerzo, con disciplina y constancia llegaré a la cuarta fase de este proceso.

Fase 4: Competencia Inconsciente:

En este momento del proceso puedo decir que he practicado tanto que he instalado el hábito con tal profundidad que ahora lo hago sin pensarlo.

Un buen ejemplo de competencia consciente es el estado al que llegan las personas que aprenden a manejar carros sincrónicos.

Al principio les resultaba casi imposible realizar todas las funciones físicas simultáneas que implica manejar un vehículo sincrónico. Pero la práctica constante los hace llegar a ese punto en que no necesitan pensar nada para hacer todo lo que tienen que hacer y más.

Por supuesto, como toda conducta, si no mantengo su práctica en el tiempo, la habilidad se resiente. Así que tengo que sguir practicando para mantener mi hábito en forma.

Es verdad que uno no olvida a manejar bicicleta, pero al dejar de usarla mucho tiempo, no se tiene la misma soltura y agilidad.

La mente y los hábitos son como músculos: se desarrollan con la práctica y requieren de práctica para mantenerse.

Sigue leyendo: Cómo formar hábitos con efectividad.

– – – – – – – – – –
Te invito a seguirme en:
 Twitter: @jucarjim y @ampliando.
 Facebook: http://www.facebook.com/jucarjim y http://www.facebook.com/cograf

6 Responses to Fases del proceso para cambiar hábitos

  1. […] Continúa leyendo: Fases del proceso para cambiar un hábito. […]

  2. Lo mas importante es entender que para formar un nuevo hábito, entramos en un proceso donde el paso mas importante es salir del “no se que no se” es decir tengo un mal hábito pero… no lo se, requiero de ayuda de otras personas para saberlo, en otra fase lo sigo haciendo pero me doy cuenta de que está allí. En el siguiente paso evito que suceda el viejo hábito con mucha constancia. Y por último dejo atrás el viejo hábito de forma automática sin pensarlo. Pero.. en conclusión lo mas importante es poder encontrar que es lo que “no se que no se”.

  3. Raul Gaspar dice:

    Crear hábitos me permite fortalecer mi trabajo y con ello mis resultados. Me llamó enormemente la atención la importancia de tener una gran humildad para aceptar cuando es necesario crearlos y lo sabes. Lo que no mantenemos lo perdemos, hablando de secuencias lógicas en nuestro dia a dia. Me genera cierta molestia cuando pierdo un hábito.

  4. Betty Sosa dice:

    Esta lectura me recuerda el dicho que dice algo así: Como lograr cosas diferentes si sigues haciendo lo mismo. A veces nos cuesta mucho cambiar un habito, aun sabiendo que no nos hace bien y no nos conduce a nada. En algunas oportunidades hacemos las cosas mecanicamente y no nos damos cuenta. Debemos armarnos de buena voluntad y emprender la marcha a nuevas metas y más aun si nos hacen bien especialmente cuando de salud e ingresos monetarios se trata.

  5. Wilmer Saballo dice:

    La idea mas importantes es entender que cambiar hábitos es un reto y si estoy consciente de los pasos que conlleva el aprender a cambiar los habitos que deseo cambiar y instalar los nuevos, allano el camino para progresar en lo que deseo progresar.

  6. Surelis Cabello dice:

    El cambio o formación de un nuevo hábito involucra aceptar con humildad que existen otras y mejores formas de hacer las cosas, aceptar que otras personas desde su perspectiva nos sugieran lo que podemos cambiar y buscar asesoría sobre lo que debo modificar. El resto se resume en el esfuerzo, la constancia y la disciplina que le ponga a la práctica, no solo para instalar el nuevo hábito sino para mantenerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *