La transformación digital es mucho más que tecnología

transformación digital
La transformación digital está de moda en el mundo de la gerencia. El surgimiento de nuevas tendencias en los negocios no cesa. Razón por la cual no es fácil asimilarlas para los líderes de las empresas, grandes o pequeñas.

Y en el mundo de las nuevas tendencias, la tecnología tienda a acaparar el foco de las preocupaciones. Es lógico. Las innovaciones tecnológicas empujan el surgimiento de las mismas. Sin embargo, debajo de la punta del iceberg de la tecnología hay mucho más.

La transformación digital es otro nuevo término que tiende a verse como un asunto tecnológico. Pero este es solo un sesgo. Lo que involucra este concepto es una serie de cambios relacionados con la mentalidad empresarial y gerencial.

Esto lo podemos ver claramente en las respuestas que la empresa International Data Corporation, IDC, recibió de importantes influenciadores del mundo tecnológico.

Eileen Smith, Directora del Programa “Customer Insights & Analysis” de IDC, plantea:

“Los cambios competitivos y el consumismo están trastornando a las empresas. Crean un imperativo para invertir en la transformación digital, en función de liberar el poder de la información en toda la empresa y mejorar así la experiencia del cliente, las eficiencias operativas y la optimización de la fuerza de trabajo”.

¿Cuáles habilidades requiere la transformación digital?

La pregunta que IDC le hizo red de influenciadores fue: ¿Cuáles son las estrategias más importantes que los líderes de TI necesitan para enfrentar la transformación digital?

El consenso de las respuesta fue: la transformación digital requiere mucho más que solo tecnología.

Greg Bledsoe (@geek_king), Consultor Gerencial de la empresa Accenture, indicó:

“Una época abrumadora, de cambios sin precedentes. No estamos luchando con el sistema técnico sino con el sistema humano. Los líderes de TI necesitan capacidad de desaprender y volver a aprender. Deben olvidar lo que creen saber y aprender de lo nuevo que está funcionando.”

“Estamos atrapados en un sistema de gestión heredado, con 100 años de antigüedad. Diseñado para trabajadores de fábricas y mercados estáticos. La mayoría ni siquiera ha comenzado a cuestionar si esta es la única forma y, mucho menos, si es la mejor. La habilidad más importante es avanzar con los tiempos y cuestionar nuestras creencias fundamentales sobre cómo gestionamos el trabajo y las personas.”

Kevin Jackson (https://twitter.com/Kevin_Jackson), Director de Cloud Solutions and Technology, señaló:

“La transformación digital no es una cuestión tecnológica. Se trata de cambiar las mentes, las actitudes, las percepciones y la visión. Eso hace que las habilidades y estrategias más importantes que hacen falta se centren en la comunicación, la educación y la gestión del cambio.”

Craig Mullins (https://twitter.com/craigmullins), Presidente de Mullins Consulting, apuntó:

“La tecnología es importante. Pero centrarse demasiado en la tecnología a costa de adaptar el comportamiento humano y las expectativas de su personal es una receta para el desastre.”

David Geer (@geercom), Director en Geer Communications, observó:

“Los líderes de TI que buscan abordar la transformación digital necesitan ir contra su intuición. Deberían amar montar la cresta de un cambio rápido y positivo. Deberían poner a la gente primero, con énfasis en su transformación, no en la tecnología.”

Atributos necesarios para la transformación digital

En el top de la lista de los requerimientos “imprescindibles” están: flexibilidad, agilidad y desdibujar los límites tradicionales.

Isaac Sacolick (@nyike), Presidente de StarCIO y autor de Driving Digital, comentó:

“Los líderes de TI tiene que impulsar la estrategia digital con prácticas de gestión ágiles, capacidades de análisis y datos, entornos de trabajo colaborativos y plataformas de tecnología rápidas.”

Jeff Cutler (@JeffCutler), periodista de tecnología, agregó:

“Las habilidades más valiosas son la flexibilidad y la conciencia. Los líderes de TI deben estar conscientes de los recursos disponibles para ellos y ser lo suficientemente flexibles como para implementar nuevos procedimientos.”

Brain Blender (@BrainBlenderTec), de Brain Blender Strategy Team, dijo:

“Los líderes de TI deben ser flexibles y estar continuamente aprendiendo. Deben poder fusionarse y trabajar en conjunto con la inteligencia artificial.”

Dan Yarmoluk (@YarmolukDan), de la empresa VertiAI, señaló:

“Los líderes de TI deben combinar la tecnología operativa y los equipos de tecnología de la información para generar valor. Los técnicos deben atender los retos comerciales más allá de las características técnicas. Y los empresarios también deben comprender cómo aprovechar los cambios tecnológicos.”

Como puedes ver, la transformación digital implica por supuesto la tecnología. Pero los principales retos que plantea son de cambio de paradigmas sobre la gerencia y los negocios.

¿Qué deberías plantearte como empresa o persona para montarte en la ola de la transformación digital?

– – – – – – – – – –
Te invito a seguirme en:
Twitter: @jucarjim y @ampliando.
Facebook: http://www.facebook.com/jucarjim y http://www.facebook.com/cograf.

Curso sobre Comunicación Efectiva en Santiago de Chile

Claves de la comunicación efectiva

Participe en este curso y obten criterios prácticos para desarrollar una comunicación efectiva, tanto en el ámbito profesional como en el familiar.

Se necesita mucho trabajo para tener suerte

tener suerteTenemos la tendencia de hablar de tener suerte como algo ajeno al trabajo, al esmero y a la constancia que se requiere para obtener resultados excelentes en una labor.

Busqué en Google “qué es la suerte” y el primer resultado fue:

“Causa o fuerza que supuestamente determina que los hechos y circunstancias imprevisibles o no intencionados se desarrollen de una manera o de otra.”

Si esa es la respuesta de Google, sin dudas “tener suerte” podría ser —casi— una filosofía anti-trabajo.

Sinónimo de suerte: azar

¿Ves a lo que me refiero? Parece que al hablar de “tener suerte”, tener un plan de trabajo no cuenta. Tener la disciplina y la preparación previa necesaria, tampoco.

En este sentido, no se si es un comentario positivo que nos digan “tienes suerte” al alcanzar una meta. Podría llegar a significar que realmente no trabajamos para ello y no lo merecemos.

Otras veces, “tienes suerte” significa que estabas en el lugar y momento correcto. Así que cualquiera pudo llegar a la misma meta. ¿No es injusto?

Por favor perdona que sea tan quisquilloso con el lenguaje. Pero el uso de las palabras crea nuestra manera de ver el mundo y la forma de reaccionar ante él. Nos urge cuidar el lenguaje. Sobre todo, el que parece más inocente: el lenguaje cotidiano.

Segunda definición de Google sobre “qué es suerte”

Es más amarga que la primera: “Conjunto de sucesos o circunstancias que se consideran predeterminados para la vida de alguien.”

Es decir, si no es tu destino, no tendrás suerte en lo que te esmeras. En esta definición el trabajo prácticamente no cuenta.

¿Entonces la suerte es como una condena a factores que están fuera de nuestro ámbito de influencia?

La definición en Wikipedia me resulta mucho más interesante: ” el resultado positivo de un suceso poco probable.” https://es.wikipedia.org/wiki/Suerte

Es decir, al inicio del camino y sin experiencia, alcanzar una meta puede lucir poco probable. Pero el trabajo planificado, con disciplina y constancia, puede hacer la diferencia.

A nadie le sobra la suerte

Creo en la suerte en términos de circunstancias. Malcolm Gladwell, autor del libro Los fuera de serie (Outliers), lo plantea así:

“El roble más alto del bosque es el más alto no solo por haber nacido de la bellota más resistente, sino también porque ningún otro árbol le bloqueó la luz del sol, porque el subsuelo que rodeaba sus raíces era profundo y rico, porque ningún conejo le mordisqueó la corteza cuando era un tallo joven ni ningún leñador lo taló antes de que madurara.”

En este sentido, podríamos decir que hay circunstancias al azar. Pero no estamos supeditados a ellas y hay otras que podemos crear.

Por ejemplo, si te propones una meta comienzas a trabajar por ella, con constancia, entonces tu mismo te pondrás en el lugar correcto en el momento correcto.

En otras palabras, no se trata de ser afortunado, sino de hacerte afortunado. Cualquiera que trabaje tanto como para serlo, tendrá mucha más suerte que el que solo espera por ella.

Me parece que Isaac Asimov, reconocido historiador y bioquímico, lo plantea con genial sencillez: “la suerte favorece sólo a la mente preparada.”

Creo que la suerte juega un papel en la compleja ecuación del éxito. Pero no se trata de una suerte aleatoria. Sino que es la suerte que proviene de la planificación, la preparación y una enorme cantidad de sudor.

Es decir, se necesita mucho trabajo para tener buena suerte. Y siempre hay que hacer el mejor esfuerzo para hacernos afortunados. Esa es la mejor ventaja.

Te deseo buena suerte.

– – – – – – – – – –
Te invito a seguirme en:
Twitter: @jucarjim y @ampliando.
Facebook: http://www.facebook.com/jucarjim y http://www.facebook.com/cograf.

Una estrategia práctica para mantener fresca la actitud

fresca la actitudMantener fresca la actitud es uno de los retos más importantes para el trabajo y la vida en general. Porque a las personas nos resulta fácil y natural perder la frescura. Las rutinas nos mecanizan muy rápido. Compruébalo en esta historia.

Steve Jobs nos recuerda el poder de preguntar por ayuda

preguntar por ayuda

La diferencia entre alcanzar tus metas o quedarte solamente soñando con ellas, puede estar en el valor de preguntar por ayuda.

Así lo plantea Steve Jobs en esta entrevista de 1994: